sábado, 5 de diciembre de 2009

Porqué los hombres ven los deportes y dominan el mundo

David Ferrer estuvo ayer cuatro horitas dándole cancha, nunca mejor dicho, al bueno de Stepanek. Toda una lección de voluntad y tesón.
Últimamente estoy bastante mariquita y hago media hora de elíptica en el gimnasio. Estas máquinas están colocadas en lo que yo llamo "tercera línea de playa en la zona de mujeres" fácil saber porqué, y que está convenientemente situada a la distancia perfecta para ver la tele en cualquiera de los chorrocientos monitores de que dispone mi súper gimnasio municipal que ha puesto el alcalde guapísimo y del PP de Villaviciosa de Odón.
Mientras braceaba animadamente oyendo a Def Lepparad en mis auriculares tuve ocasión de ver lo que vomitan los distintos canales de la televisión española. En uno de los canales reconocí a uno de los que participaba en el celebérrimo "vaya semanita" que ha rescatado la televisión en abierto para convertirlo en presentador de un concurso zafio en el que lo único que hacían era lucir escote las azafatas y brazos los azafatos al despatar cartoncitos con cantidades de dinero. Pues a este chico le havrán puesto a ganar una fortuna, a engordarlo como a un cerdo antes de la matanza y a desaprovechar todo el talento que pudiera haber tenido. En otra cadena había un programa que se llamaba El Diario, que yo no oía, por los auriculares, pero al que ponen subtítulos (por si acaso estás en el gimnasio con Def Leppard en los oídos, para que no te lo pierdas) y había un señorín que no debía ser demasiado listo diciendo que se iba a acostar - sí o sí - con su ciber amiga del chat. La ciber amiga del chat, a la que no había visto hasta el momento, era una cetacea con exceso de 50K y el peor tinte de la historia. En otra cadena estaban poniendo, lo que espero fuera una reposición de una serie que ya ponían en los noventa, que era algo así como Ulises o Afrodito o Adonis o algún personajé mítico-épico y que en el fondo solo conisite en un momtón de tíos cachas con falda corta.
En ese momento decidí centrarme en el tenis, luego irme a la máquina del remo y luego a correr, que desde ahí no se ve la tele.
Gracias a dios por el tenis y por el Rock.

3 comentarios:

Yusuf al Mocadén ben Mizzian el Arrumi al Chivani dijo...

Miraré a ver quien es le cantante ese. No me suena de nada, lo que es una muestra más de mi coportamiento de molusco bivalvo.

LN dijo...

Def Lepard, qué gran grupo. No os creáis que voy de enrollada, les conozco de vivir tantos años con la-cusin. Así como otros grupos como Prefat Sproud, Terence Trend D'Arby, Martika (qué corte de pelo tenía!), Sade (yo creo que Sade le gustaba más a Cris), por supuesto, los comienzos de Madonna (cómo nos sabíamos su concierto en Dretoit .. y diría que aún me acordaría), La Unión (aunque ya no sé de qué época son), Metallica, Spandau Ballet, etc.

Yusuf al Mocadén ben Mizzian el Arrumi al Chivani dijo...

Ah, era un grupo.

Oupppppppppppppps!

Archivo del blog