viernes, 8 de octubre de 2010

F for Fake

Hay una estupenda película de Orson Welles con este nombre. Es medio documental medio ida de pinza; la gracia de Wells, yo creo, radica precisamente en su extrema y densa personalidad e independencia. Yo ví esa películo hará un siglo o más y no la he olvidado y me ha venido de vuelta a la mente con esta receta:
Casi nada es lo que parece o si?


Helado falso de plátano
3 plátanos congelados (al menos 24 hora en el congelador) - esto da para dos personas-
Se pelan y se baten en batidora de vaso o en procesador, yo he usado este último método. Hay que tener paciencia porque la masa pasa por varias etapas pero al final se convierte en una pasta cremosa de una textura muy parecida al helado. Ni una pizca de azúcar, el resultado ya es suficientemente dulce, aunque tiene el toque amargo de las semillas del plátano. Buen sustituo de un helado de verdad, y aunque el índice glucémico de un plátano triturado es altísimo, siempre es mejor que cualquier cantidad de azúcar.
Se me olvidaba citar la fuente de esta receta. Use real butter es una cocinera excelente, con buenas ideas y una labradora negra espectacular.

Archivo del blog