domingo, 11 de septiembre de 2011

Velocidad y aceleración

Dice Carmen que ella era buena estudiante y que además se le daban bien las matemáticas. Yo sin embargo ni era buena estudiante ni se me dieron nunca bien las matemáticas. Yo creo que lo mío ha sido más un problema de adaptación al sistema más que de recursos neuronales. Eso lo veo ahora porque siempre he pensado, y todo el mundo ha pensado que yo era tonta de remate.

Y porqué digo que no era tanto una falta de recursos neuronales? Porque he tenido ocasión de comprobar que yo sé muchas más cosas que mucha más gente, en teoría, mucho más lista que yo.
El otro día le pregunté a Carmen que me dijera qué era una derivada, que me dijera para qué sirve hacer una derivada. No me supo contestar. Hace mucho tiempo que hago este ejercicio. Una vez le hice esta pregunta a un señor que dejó la carrera de ingeniería para hacerse economista, y tampoco me supo contestar. 
Una derivada expresa un incremento y es un concepto que se usa en economía, en física, en mecánica, en finanzas y en tantas otras cosas. Yo aprendí esto cuando a los quince años me explicaron la diferencia entre la velocidad y la aceleración y ya entonces entendí que la aceleración era la derivada (incremento) de la velocidad. No tengo ningún respeto por nuestro sistema educativo. Ni el de ahora, ni el de antes, ni el de nunca.
6 minutos después de desmoldar y se alejaba cada vez más
Para velocidad, la de este pudding en desaparecer.
Pudding de canela
6 medias noches duras
3/4 l leche
1/4 l nata
1 palito de canela
5 huevos contentos de gallinas felices
6 cucharadas soperas de azúcar
1 cucharadita de canela molida
Azúcar para caramelizar el molde
Pongo la leche, la nata, la mitad del azúcar y el palito de canela a templar, lo tapo y lo dejo en infusión un par de horas. Se saca la canela, se aclara, se seca y se guarda para usar más. Desmigamos las medias noches (se puede usar cualquier bollo seco: croissants, brioches, panetone, magdalenas, pan, suizos) y le echamos la leche por encima. Batimos los huevos con el azúcar restante y la canela. En este punto podemos añadir ralladura de limón, o de naranja, un par de cucharadas soperas de cualquier mermelada y mezclamos con la leche y los bollos desechos. Hacemos un caramelo (a mí me gusta muy clarito) y bañamos el molde. Una vez duro el caramelo en el molde, echamos la mezcla de huevos y leche y ponemos al baño María a horno medio una media hora. Yo lo he dejado algo más porque a Pati le gusta cuajadito. Desmoldar una vez frío y ver cuánto dura...

7 comentarios:

Atarashii teikoku no fukkatsu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Atarashii teikoku no fukkatsu dijo...

escribi un comentario y lo he borrado.
enfins, sin comentarios
me chiflan los pudding y más de canela. queda????
tiene pintón!!!! seguro que ya os lo habéis comido todo, zafias!

Luc dijo...

Todavía quedan un par de trozos, lo que se ha acabado a una velocidad de vertigo fue el tiramisú. Como no estoy ya de vacaciones hago 3 recetas en un finde para luego tener material....

Titina dijo...

A ver:
Ni he pensado nunca q fueras tonta, ni conozco a nadie q lo haya pensado.
Es más, lo q siempre he oído es q eres, de largo, más lista e inteligente q yo. Pero poco estudiosa. Claramente son conjuntos disjuntos.
Yo nunca he comprendido lo q es una derivada, ni una matriz, ni un logaritmo... Creo q desde los conjuntos, ya no volví a tener claro nada más. Y mucho menos comprendo la utilidad de esas y otra muchas cosas.
Y por supuesto me ha impresionado tu mente preclara... A los 15 ya sabías lo q era una derivada??? Evidentemente soy la oveja negra, yo sólo llego a contar pasajeros.

Titina dijo...

El pudding, sinceramente, no me interesa.

Atarashii teikoku no fukkatsu dijo...

creo que algo se ha pifiado por aquí ya no recibo avisos de los comentarios!!!!
tengo que investigar

Luc dijo...

yo no creo que entender lo que es una derivada sea ser inteligente... eso lo primero. Saber cosas sin ser capaz de que eso te de un servicio, te sirva para algo, y sobre todo, te ayude a ser feliz o tener un sentido de autoestima no tiene ningún valor. Y es cierto que siempre fui lerda, lerda de fondo y lerda oficial. Y sigo siendo un desastre, a la vista está vamos.... En fín pero no se trataba de hader ningún panegírico, sino todo lo contrario, saber qué es una derivada no significa nada y no saberlo tampoco. De todas formas llevo una mala racha, que dura ya 41 años, a ver si un día de estos me centro o me derivo o algo.

Archivo del blog