lunes, 21 de diciembre de 2009

Haz el lunes (si nieva) lo que no pudiste hacer el domingo

2º intento de los macarons:

Me voy acercando.... El segundo intento se ha aproximado más y mejor.
Hoy ha amanecido el día completamente cubierto de nieve y estoy aislada. He intentando sacar el coche del garaje pero la nieve y el hielo bloquean la salida, oh, qué mala suerte. Me he puesto a batir claras en lugar de ir a Madrid a vender hipotecas (es un decir...) Esta foto de la izquierda es mi plaza hoy a las 7,15 de la mañana. Prometo que intenté salir y no pude.
Las claras llevaban una semana entera en la nevera y estaban muy deshidratadas, incluso han dejado un borde seco y duro que he tenido que quitar con agua caliente. Las he batido con bien de azúcar y además he aumentado la proporción de azúcar glacé en la mezca de almendra molida. La almendra iba cruda y no blanqueada como mandan las escrituras.
He incorporado la almendra sin miedo; aunque los expertos inciden tanto en lo importante de no batir de más, me he fijado que muchos hablan de 55-60 vueltas, asíque hay margen de sobra para incorporar la mezcla de azúcar y almendra.
No han reposado lo debido antes de ir al horno, pero mi falta de templanza y paciencia me pasan factura en estos casos. No importa, ya está esperando convenientemente la segunda tanda. En cuanto al horno, probablemente no estaba todo lo precalentado que era necesario y han cogido un ligerísimo color. No muy relevante pero habría sido mejor que se hubieran mantenido bien blancos.
Aún así estoy, por supuesto bastante contenta, no solo porque me he librado de la oficina, sino porque además, o sobre todo, estoy en el buen camino del macarón. Esta primera tanda, como se ve en las fotos se ha resqebrajado por arriba, cosa habitual en un merengue normal, como el que haré para Navidad (junto con el tiramisú de rigor) pero no es aceptable en un macaron. Y no tienen PIE. El PIE es fundamental en un macaron; es esa base ligeramente espumosa y rugosa que le sale a un buen macaron que ha sido perfectamente elaborado y horneado.
Está a la vista, muy cerca, pero no, le falta el pie y la consistencia no es la adecuada.
A ver qué pasa con los siguientes....

2 comentarios:

LN dijo...

aquí estoy en el pueblo al lado del tuyo. he tardado 3 horas en llegar. lalaarraaalaaaaaaa,
Dashing throw the snoooooowww,
in a one horse open sleeeeeeigh ...
Ha sido muy difícil, la verdad, aunque lo peor ha sido la salida de la M-50 a la 501 (creo que es esa). luego el acceso de la 501 a la rotonda por la que se accede al Acceso A estaba cortado así que nos han desviado a la rotonda anterior ... un pollo. El acceso C cerrado, claro la pedazo cuesta que hay tenía una placa estupenda de hielo. Así que acceso A, chungui, por hay otra cuesta (estamos rodeados de cuestas), despacito, giro a la derecha para ir a la guarde (claro, ibamos bichito y yo juntas, as always). Ahí sí que muy difícil, plaquita de hielo y coches donde les patinaba la rueda. Ori que quería jugar con la nieve, lloviendo, frío, viento.. .toodo un show.
Me dijo mi jefa que me diera la vuelta, pero ya estaba en un momento "sin retorno", como los aviones, igual. así que tenía que llegar hasta CGS para poder dar la vuelta. y ya que estaba aquí y después de haber sufrido pues a pasearse un poco.
Los macarons, que es lo que realmente nos interesa. Se pueden moldear? Cómo les pones en la bandeja? con una manga pastelera?

cristina dijo...

Me da mucha envidia. Aquí no nieva, así que hay que ir a trabajar igual,pero hace un frío terrible. Y claro, como nieva mucho en Inglaterra, ¿quién tiene un millón de vuelos cancelados a los que hacer frente???? Sin palabras.

Archivo del blog