domingo, 18 de abril de 2010

Alicia toma el te con Nigella

Hay dos referencias culinarias extraordinarias en la película de Tim Burton (que me ha encantado). La primera, la mesa del te donde esperan a Alicia el Sombrerero y la liebre pirada. Una sucesión de mesas parcheadas y cubiertas de pasteles y tartas y cosas deliciosas y de teteras imposibles y tazas que no acaban de llenarse.
Y la siguiente, el reconocimiento de Burton sobre su inspiración para la Reina Blanca, que no ha sido otra que la incomparable Nigella.
En la película también están en forma oral Stephen Fry y Alan Rickman, dos de mis personas humanas favoritas  del mundo de la farándula. Total, un enorme acierto.

3 comentarios:

Titina dijo...

Y no vas a decir unas palabras por mi Pepita de mi corazón???

LN dijo...

oh! Pepita, pepilín ... qué penita

LN dijo...

por cierto, esta no es una de mis favoritas. la recuerdo como paranoia... no sé yo ... Ori quiere verla pero vamos a seguir con el resto de pelis de WD antes de ver esta. De momento estamos con la Sirenita ... ay! la sirenita. además, tiene una versión Barbie que canta... está todo el día cantando ... un día de estos se va a quedar afónica ...

Archivo del blog