jueves, 1 de abril de 2010

Lados

Yo, en general no distingo bien las izquierdas de las derechas. No estoy hablando de política, estoy hablando de mi dislexia galopante. A mí siempre me ha encantado bailar pero soy incapaz de seguir una clase de baile o de aerobic o de step porque no tengo capacidad espacial ninguna. Cuando digo capacidad espacial hablo de las refencias básicas y lógicas que yo creo que la mayoría si tiene. Saber dónde estamos con respecto al espacio que nos rodea así como qué tenemos que hacer para modificar ese estado. Me explico: Si alguien está frente a mí y sube el pie izquierdo, mi cerebro no responde adecuadamente y yo intuitivamente pongo ojos de chino y miro hacia atrás. Supongo que en busca de un tornado gigante que venga y me lleve al otro lado del arco iris como a Dorothy y así no tener que sufrir la humillación de ver cómo, en lugar de levantar el pie izquierdo, he doblado la rodilla derecha, subido los brazos al tiempo y estoy mirando hacia el lado contrario que el resto de la clase. Tengo, eso sí, un excelente sentido del ritmo y hasta hace poco, los huesos de la cadera sueltos como los de un negro de Harlem, asíque cuando oigo música, mi parte trasera adquiere vida propia al ritmo de aquello que suene.

O a lo mejor sí estoy hablando de política, porque cuando leo la ley electoral y los efectos que produce, se me ponen ojos de chino y miro para atrás buscando un enorme tornado que me transporte al otro lado del arco irirs al país de Oz. A veces pienso que sería mejor que el tornado gigante se llevara a la clase política, pero es bastante probable que fuera inmediatamente sustituida por una nueva procedente de los rebaños que les votan. Y últimamente cada vez que oigo hablar a cualquiera sobre cualquier cosa relacionada con política, partes de mi cuerpo cobran vida propia y se ponen a correr en dirección contraria.
Ya lo dijeron los griegos y los chino hace muchos miles de años, es mejor la ausencia de lados. El círculo es la forma perfecta.

Tartita "upsidedown" de manzana y vainilla
Preparar un almíbar espeso con agua, azúcar y una vaina de vainilla, llevar a ebullición y dejar a fuego suave hasta que se espese bastante. En este punto se meten las rodajas de manzana y poner en el fondo de los moldes, a continuación bañar las manzanas con el jarabe que al enfriar se quedará bien pastoso. La vaina se puede secar y volver a usar. Las cantidades han producido 4 tartitas, cada una de las cuales se puede repartir entre dos.
Para el bizcocho:
3 huevos
200 grs de azúcar
200 grs de harina de trigo
100 grs de harina de arroz
1 cucharadita de levadura Royal
100 gras de mantequilla derretida
Se mezclan los ingredientes y se reparte la mezcla entre los moldes preparados con las manzanas y el almíbar. Cocer en el horno a 170º unos 30 minutos.
Se debe comer recién salida del horno, acompañada de helado de vainilla o nata o natillas o una copita de Calvados.
Hemos dedicado el día a las manzanas y al toffee, asíque es más que probable que las próximas entradas insistan en estos temas o quizá los guarde para rescatar en el futuro.
En cuanto a la originalidad de usa la harina de arroz, no responde a ningún efecto en la textura o el sábor que esta tenga. Es sólo que la tenía y he probado a ver qué tal. Pero sinceramente creo que no se aprecia.
A mí esta receta me parece ideal para una merienda o un desayuno contundente. Como se ve en la foto en unas tartitas he usado láminas de manzana y en otras los tradicionales gajos, para todos los gustos. Si alguien se anima a probarla, que me informen de cómo fue.
Barbatruco: Al día siguiente tengo las tartitas duras como la pata de perico. He fabricado más jarabe de vainilla (todo lleno de puntitos negros, es un viaje a Dulcelandia) y emborracho los bizcocochos. Este paso da una nueva dimensión a la receta. Espectaculoso, divinítico.
Para el jarabe:
Unos 150 ml de agua
1/4 vaina de vainilla hecha trocitos
Azúcar
Llevar a ebullíción y dejar reducir unos 15 minutos a fuego medio, que hierva pero muy suave.

8 comentarios:

Yusuf al Mocadén ben Mizzian el Arrumi al Chivani dijo...

La inteligencia humana se compone de memoria, voluntad y entendimiento. Siempre he pensado que las mujeres érais más inteligentes que los hombres. (De media y generalizando, por supuesto).

Al leer la receta se me ha ocurrido: ¿Y si la sirves caliente con una bola de helado de vainilla con jarabe denso por encima?

Luc dijo...

Me alegro de que haga esa pregunta. Me voy a ir sirviendo eso que dice a mí misma y con lo que sea le voy contando.

LN dijo...

algo

LN dijo...

uy! resulta que Ori ha traido a casa el Libro de Recetas... donde cada niño de su clase tiene el libro durante una semana. En esta ocasión, el libro es para que el niño describa una receta ... pones fotos y bla, bla ... aaaaaahhh! qué receta hago! además justo este finde no puedo ir a tu casa a que directamente hagas algo con Ori ......

LN dijo...

por cierto, jarabe ... Bisolvon .. me encanta!!!

Anónimo dijo...

Ah! Splendid my dear.
Tengo la receta perfecta para hacer con un niño pequeño, me pongo con ella inmediatamente.

MARICHU dijo...

Hola Luc. Vale, voy a dejar de sentirme cotilla, y voy a saludar.. Hola a todos me encanta el blog, las fotos, las recetas, las historias y vuestros comentarios. Agudos, irónicos o simpaticos. Ah! soy Marichu.

Yusuf al Mocadén ben Mizzian el Arrumi al Chivani dijo...

Acabo de llegar del Ex-Drugstore; Ex-City-Vips y hoy Vips, Starbucks y Gino's de Fuencarral St. de cenar con un amigo venido de la España tropical. De postre he pedido dos bolas de helado de chocolate blanco... pero mi amigo ha pedido un poste (cuyo nombre no recuerdo que era, en esencia, una tarta caliente de manzana muy fina con bola de helado y caramelo por encima.

Archivo del blog