martes, 12 de octubre de 2010

Ensalada de pollo con dos salsas


Ni hablar de iceberg, ni hablar
Asamos un pollo. Lo salamos, le metemos medio limón y un ajo en la cavidad, un poco de aceite, sal y pimienta por encima y al horno unos 20 minutos por cada medio kilo de peso del pájaro. Yo esta vez no le he puesto nada, nada, cero, nihil, zipo de líquido, ni falta que le ha hecho. Él solo ha soltado suficiente líquido para hacer una salsa espectacular.
Se pica grueso la parte del pollo que vayamos a usar para la ensalada y se le da una vuelta en la salsa caliente.

No suelo poner fotos del proceso de cocinar porque, primero, en mi cocina no hay luz, pertenezco a una familia de vampiros y licántropos y vivimos en un estado de perpetua oscuridad; y además porque no es cómodo despiezar un pollo con una mano y sujetar la cámara, enfocar y disparar con la otra. Pero con voluntad y determinación todo se puede conseguir. Aquí he trasladado los bártulos al ático y estoy de cocinitas al borde de la terraza sujetando el pollo con una mano, el cuchillo con el poema japonés con la otra y haciendo fotos con las piernas y las orejas. Multitasking.

Haiku: A la intemperie / se va filtrando el viento / hasta mi alma
No todo el mundo tiene la suerte de tener un cuchillo japonés con tanto estilo
Vinagreta de soja
1/2 vasito de salsa de soja
1 diente de ajo
1 cucharada pequeña de aceite de sésamo
1 cucharada sopera de mirín
1 cucharada sopera de mirín dulce
1 chorrito de agua para rebajar
2 cucharadas de azúcar
1 cucharada sopera de vinagre de jerez
Ponemos todo en un cazito con el ajo picado y se calienta suave teniendo mucho cuidado de que no hierva. Se deja templar. Tenemos el pollo ya listo con la salsa del asado. Echamos la vinagreta en la lechuga y juntamos todo.

dos salsas
Podemos aprovechar lo que queda en las alas o los restos para hacer esta ensalada con una buena vinagreta.

2 comentarios:

Atarashii teikoku no fukkatsu dijo...

esto se avisa!!! ayer venga cebarme con el chili y hoy, para rebajar .... andaaaaa!!!!
foto espectacular, la primera.
el cuchillo, sip .. cuidadín que corta demasiado, como sabrás

pd. espero que te hayas atragantado!! jejeje

Glorfindel III dijo...

Impresionante combinación: haikus y cocina. El nivel está ciertamente alto.

Archivo del blog