domingo, 20 de septiembre de 2009

Magdalenas para Titina

MAGDALENA.– Dime, padre y señor.
NUÑO.– Digo, hija mía,y al decirlo Dios sabe que lo siento,que he concertado al fin tu casamiento,cosa que no es ninguna tontería.
(Magdalena se estremece, casi pierde el sentido.)¿Te inmutas?
MAGDALENA.– (Reponiéndose y procurando sonreír.)¡No, por Dios!
NUÑO.– (Trágicamente escamado.) Pues parecióme.
MAGDALENA.– No te extrañe que el rubor mi rostro queme; de improviso cogiómela noticia feliz... e impresionéme.
NUÑO.– Has cumplido, si yo mal no recuerdo, veinte abriles.
MAGDALENA.– Exacto.
NUÑO.– No eres lerda. Pues toda la familia está de acuerdoen que eres mi trasunto, y si yo soy cuerdo, siendo tú mi trasunto, serás cuerda. Eres bella... ¿Qué dije? Eres divina, como lo fue tu madre doña Evina.
MAGDALENA.– Gracias, padre y señor.
NUÑO.– Modestia aparte. Sabes latín, un poco de cocina,e igual puedes dorar una lubinaque discutir de ciencias y aún de arte. Tu dote es colosal, cual mi fortuna, y es tan alta tu cuna,es nuestra estirpe de tan alta rama,que esto grabé en mi torre de Porcuna:«La cuna de los Manso de Jarama, a fuerza de ser alta cual ninguna,más que una cuna dijérase que es cama.»

Muffins
200 grs de mantequilla
200 grs de azúcar
1/2 yogur o crema agria
300 grs de harina
Pizca generosa de sal
2 huevos
1 cucharadita de levadura
1/2 cucharadita de bicarbonato
Se bate la mantequilla con el azúcar y los huevos, el yogur. Por otro lado se ha mezclado la harina con las levaduras y la sal. Se incorporan los ingredientes secos rápidamente, este punto es fundamental, si se bate bien la mezcla, las magdalenas quedarán duras, no tiene que quedar muy bien mezclado y los grumos de harina se desachen en la cocción. Se meten al horno precalentado a 180º unos 20-25 minutos vigilando (es divertido ver cómo suben las magdalenas en el horno). Hemos hecho las dos recetas y de largo ganan las primeras. A mamá, a Pati, a los compañeros de Pati...












Magdalenas tradicionales
3-4 huevos
200 grs de zúcar
300 grs de harina
3 cucharadas generosas de aceite
1 cucharada de postre de levadura
ralladura de 1 limón / anís o el aroma que se quiera
Se baten los huevos con el azúcar hasta que quede una mezcla pálida y esponjosa, tienen que por lo menos doblar el volumen. Se añade el aceite y el aroma que se elija y luego la harina mezclada con la levadura con cuidado de mezclar y no batir para que no pierda mucho aire la mezcla. Cocer en horno precalentado a 180º unos 15-20 minutos.
Tienen el sabor tradicional de magdalenas de toda la vida, seguro que por el aceite, pero son bastante menos interesantes que la receta anterior. Al menos para mí.


Hay que batir bien la mantequilla y luego incorporar los huevos "de a poquito" y volver a mezclar bien, porque es en este momento cuado la masa es más delicada y se puede cortar.
Después hay que ir rápido y no dar tiempo al gluten y las proteinas a hacer tonterías, además el bicarbonato va muy rápido y se pone a funcionar, así que hay mezclar a toda prisa e ir al horno de inmediato.
Es divertido ver cómo sube la masa, especialmente para mentes sencillas como la mía. Eso sí, recomiendo que se haga sin público porque estar mirando la puerta del horno durante 20 minutos con ojitos de cordero degollado (es inevitable) conlleva el riesgo de le tomen a uno por tonto.

5 comentarios:

Yusuf al Mocadén ben Mizzian el Arrumi al Chivani dijo...

08:40 Ya he desayunao.

LN dijo...

cusin, qué fotos tan buenas. los muffins, as usual, pintón. what a pity que estoy a régimen absoluto.... qué gula, porque esto no es hambre ... cuánto tiempo sin tomar otra cosa que lechuga, brócoli, champis y pimientos ... sniff, sniff, esperamos una recompensa pronto ...

cristina dijo...

Muchas graciassss. Yo quería precisamente las de mantequilla porque cada día odio más el sabor del aceite. De todos modos tardaré unos días en intentarlo, que ahora estoy de noche y de muy mal humor.

cristina dijo...

Por cierto, la primera foto sería fabulosa de no ser por las rayas del fondo. ¿Ves cómo distraen la vista? Por lo demás, impecable.

Yo dijo...

Si, ya me di cuenta de que las rayas del fondo no eran lo mejor, le dije a Moronati a ver si podía tirar la pared de la cocina, que me molestaba para la foto, pero no me puso buena cara... je je.

Archivo del blog