domingo, 3 de enero de 2010

Ebenezer Scrooge

En efecto LN. Enhorabuena.

¿Encontramos algún símil actual del Sr. Scrooge? Usurero, explotador, adicto al trabajo... Se me ocurren varios nombres y todos acaban por ...botín.
En la vida real Scrooge se lleva el gato al agua y los demás seguimos en la miseria, y más aún, le hemos pedido un préstamo al consumo que pagamos al 11% para comprar el pavo y los regalos de reyes. El fantasma de las navidades pasadas se ha abierto una cuenta naranja y los otros dos se han ido a Copenague a ver si pillan los restos de las juergas de los ecologistas... Irónico.
Mientras tengo de fondo al Sr. Scrooge y sus fantasmas y me invade el espíritu británico de Dickens, me estoy dedicando al merengue - a los británicos les encanta el merengue y tengo tantas claras que no sé qué más hacer con ellas - con peras y chocolate. También aprovecharé para hacer ejercicios fotográficos dentro y fuera de casa. Pero me da la sensación de que hasta que no consiga una cámara nueva, no voy a notar mejorías relevantes en la calidad de mis instantáneas.
He estado consultando mis blogs - tengo chorrocientos mil blogs de cocina en mi carpeta de favoritos pero solo he encontrado 1 español, y parece que la pera es la estrella del momento; tampoco es de extrañar, estamos en plena temporada.
Ya que hablamos de merengue, me parece oportuno mencionar una pastelería que vende el mejor pastel ruso de castaña del sistema solar: TORREHERMOSA en la calle Cristobal Bordiú. El pastel ruso se hace con merengue horneado en lugar de bizcocho, como una pavlova, al final todos rusos. A ver si un día consigo hacer fotos de la pastelería en cuestión y de las tartas y las pongo.
Para hacer merengue basta con batir las claras durante 4-5 minutos y añadir azúcar al gusto. A mí me gusta el merengue muy dulce, pero si se va a acompañar con crema o con salsa de chocolate no es necesrio cargarlo mucho. Que cada cual vea lo que le apetece. Eso sí, si el merengue se va al horno con poca azúcar va a quedar demasiado espumoso, como el poliestireno y no está tan rico.
Para mí sigue siendo difícil a estas alturas cogerle bien el tranquillo al horno para el merengue. He oído quien dice 150º durante 1 hora. Pero en mi caso, si me paso de 100, el merengue coge bastante color. No significa por eso que vaya a estar malo, pero debería quedar lo más blanco posible, en fin, yo sigo trabajando en ello. Me parece que lo correcto es 100º de horno y el tiempo dependerá de la cantidad que se haga.

1 comentario:

LN dijo...

las fotos, desde luego, son muy buenas, tanto que me dan ganas de meter el dedo para rebañar un poco ...
llevaba bastante retraso en la lectura del blog y he de decir, qué platos tan ricos!

Archivo del blog